Healthy Living

Encuentre en esta sección información importante para proteger su salud y la de su familia.

Nuevas Guías Alimentarias

El Departamento de Agricultura y el Departamento de Salud y de Servicios Humanos de los Estados Unidos publican, cada cinco años, unas guías en las que se ofrecen recomendaciones de alimentación para mejorar la salud de la población de los Estados Unidos. En enero de 2011 anunciaron las nuevas Guías Alimentarias 2010. Las guías representan un esfuerzo del gobierno federal para promover la salud, reducir el riesgo de enfermedades y reducir la prevalencia de sobrepeso y obesidad mediante una buena nutrición y un aumento en la actividad física.

Las nuevas Guías Alimentarias 2010 recomiendan un cambio de los patrones del consumo de alimentos y alienta a las personas a consumir más de algunos alimentos y menos de otros.

Las Guías Alimentarias recomiendan que consuma más de:

  • Frutas
  • Vegetales especialmente los de color verde intenso, rojo y anaranjado
  • Habichuelas
  • Productos de granos integrales
  • Productos lácteos con bajo contenido de grasa como la leche baja en grasa o sin grasa, yogur, queso o bebidas de soya fortificadas
  • Aceites de vegetales como los de canola, maíz, oliva, nuez y de soya
  • Pescados

Las Guías Alimentarias recomiendan que consuma menos de:

  • Azúcares añadidas
  • Productos de granos refinados
  • Sodio
  • Grasas sólidas incluyendo las grasas de tipo trans
  • Si se consume alcohol, debe ser consumido con moderación, hasta una bebida al día para mujeres y dos bebidas por día para los hombres y sólo por los adultos de edad legal para beber.
  • Las recomendaciones de las Guías Alimentarias 2010 destacan la importancia de una disminución en el consumo de sodio y grasas por estar relacionados con problemas de salud tales como las enfermedades cardiovasculares y la alta presión.

Reduzca la ingesta de sodio

  • Las Guías recomiendan, a la población en general, una reducción en la ingesta de sodio a menos de 2,300mg por día (1/2 cucharadita de sal). Los adultos mayores de 51 años, los Africano Americanos o los que tengan historial de alta presión, diabetes o enfermedad renal deberán limitar el consumo de sodio a 1,500mg al día (2/3 cucharadita de sal).
  • Algunas sugerencias para reducir el consumo de sal y sodio
  • Lea las etiquetas de los alimentos y seleccione productos que digan “reducido en sodio’, “bajo en sodio” o “sin sodio”.
  • Reduzca el consumo de alimentos enlatados y procesados, como el “Corned Beef”, chorizo, mortadella, peperoni, salami, jamón, sopas enlatadas o de sobre.
  • Déle sabor a sus comidas con hierbas y especias tales como pimienta, comino, recao y cilantro.
  • Disminuya el uso de cubitos de caldo, salsa de soya y salsa de tomate (ketchup).
  • Coma frutas y vegetales frescos, ya que son naturalmente bajos en sodio.
  • Cada día disminuya un poco la cantidad de sal que usa. Con el tiempo se acostumbrará a comer menos sal.

Reduzca el consumo de grasas saturadas y trans

Las Guías Alimentarias recomiendan a las personas consumir menos de un 10 por ciento de sus calorías de grasas saturadas y que se reemplacen con las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Se recomienda reducir su consumo de grasas sólidas, por ser altas en grasa tipo trans y grasas saturadas y bajas en las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Las grasas sólidas se encuentran en los alimentos de origen animal tales como las carnes grasosas, la piel del pollo, el tocino, chorizo, mantequilla y productos de la leche entera o alimentos hechos con aceites vegetales que han sido parcialmente hidrogenados, como las galletas, donas, dulces y galletas saladas.

La mayoría de las grasas en la dieta deben provenir de las poliinsaturadas o monoinsaturadas, que se encuentran en los aceites de vegetales líquidos como el aceite de canola, oliva y de soya, al igual que en los alimentos de origen vegetal con alto contenido de grasa como las nueces, semillas, aceitunas y aguacates.

En la alimentación se debe incluir alimentos que contengan los ácidos grasos poliinsaturados omega 3. Los ácidos grasos omega 3 se encuentran en el atún albacore, en el salmón, sardinas y truchas de lago. Se recomienda el consumo de por lo menos 8 onzas de pescados cada semana.

Para información sobre alimentos y nutrición visite la Asociación Dietética Americana en www.eatright.org.

Información provista por: Lcda. Alicia Z. Díaz Boulon, Dietista Clínica, Instructora del Programa de Internado en Dietética del Recinto de Ciencias Médicas

Nota: Toda la información aquí incluida tiene propósitos educacionales solamente, no debe sustituir la consulta o visita a su profesional de la salud.

puntero verde

COMENTARIOS