Healthy Living

Encuentre en esta sección información importante para proteger su salud y la de su familia.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es un mal neurológico progresivo, degenerativo y eventualmente fatal, que afecta a muchas personas de edad avanzada. Es la forma más común de demencia.

Impacto

Más de 4 millones de personas en los Estados Unidos padecen de la enfermedad de Alzheimer. Uno de cada 10 norteamericanos tienen algún familiar con esta enfermedad. El 70% de las personas con Alzheimer son atendidas en sus hogares; por lo tanto, son millones las personas afectadas con este mal. El Alzheimer se presenta en el 6% de la población de 60 años y en el 20% de las personas de 75 ó más.

Para el año 2050, se estima que 14 millones de personas en Estados Unidos de 65 años o más tendrán la enfermedad de Alzheimer. Esta terrible enfermedad, no conoce barreras, clases sociales, religiosas, políticas, es decir, es una enfermedad de todos.

Causas

Aunque se han identificado diversos orígenes posibles, todavía no se conoce con precisión la causa de la enfermedad. Así se han considerado factores de tipo: genético, inflamatorio, viral, ambiental y cultural.

Investigaciones realizadas muestran que el deterioro funcional del cerebro estará determinado por la acción de tres procesos principales:

  • Formación de una sustancia (amiloile) que se deposita en el cerebro.
  • La reducción de la producción de sustancias cerebrales denominadas “neurotransmisores”.
  • La pérdida de neuronas (células nerviosas)

Etapas o Fases

Primera Etapa o Fase Leve

  1. Pérdida de la memoria
  2. Desorientación de tiempo y espacio
  3. Pérdida de iniciativa
  4. Dificultad para encontrar palabras
  5. Disminución de la capacidad para concentrarse
  6. Rehúsa socializar con otras personas

Segunda Etapa o Fase Moderada

  1. Faltas importantes de memoria
  2. Disminución de la autosuficiencia
  3. Facilidad para perderse
  4. Aumento de trastornos del lenguaje

Tercera Etapa o Fase Severa

  1. Dificultad para alimentarse
  2. Incapacidad para reconocer amigos o familiares
  3. Incontinencia
  4. Comportamiento anormal
  5. Cambios de conducta
  6. Dependencia total

Comportamientos más comunes y técnicas de manejo para ayudar a los cuidadores primarios de las personas con Alzheimer

  1. Ansiedad: Estado emocional en que la persona experimenta un intenso temor.

    Técnicas: Reconocer la ansiedad, hacer sentir seguro a la persona, distraer con otro tema para que olvide lo que le esté ocasionando ansiedad.

  2. Pérdida de Memoria: Es común entre las personas con Alzheimer olvidar dónde ponen sus pertenencias, el perder y esconder objetos. Esto hace que la persona se confunda y se incomode.

    Técnicas: Mantener la calma, tener sentido del humor, darle seguridad a la persona, marcar sus pertenencias con su nombre, orientar a los familiares, examinar el área durante el día en busca de objetos dejados o perdidos.

  3. Escape de la Realidad: (ilusión) Pensamiento o creencia que hace que la persona no reconozca racionalmente la realidad.

    Técnicas: Mantener a la persona en la realidad, brindarle seguridad, distraerle con conservación o tarea, no hacerse parte de la ilusión, no contradecirle, dejar que siga fantaseando siempre y cuando esto no sea dañino para sí mismos u otros.

  4. Coraje y Hostilidad: Enojo o ira.

    Técnicas: No haga preguntas, no levante el tono de voz y no lo regañe. Reconozca como se siente la persona, comprenda su situación, mantenga la calma, brinde cariño y trate de distraerla.

  5. Deambular: Caminar sin rumbo o propósito determinado.

    Técnicas: Dejar que camine por un tiempo razonable para que gaste energías, detenerlo antes que desarrolle ansiedad, proveerle distracción adecuada, hacerle sentir seguro, controlar lo que está pasando en el ambiente, sugerir al familiar un brazalete de identificación.

  6. Reacción Catastrófica: Reacción a una situación que nubla el pensamiento y priva a la persona de la habilidad para pensar o reaccionar con calma.

    Técnicas: Estar alerta al lenguaje corporal como el cansancio o las expresiones faciales, mantenerse calmado, darle seguridad, reconocer como se siente, removerlo del ambiente, mantener una rutina estructurada y consistente, mantener todo sencillo y fácil de entender.

  7. Alucinación: Es una experiencia de los sentidos en la cual no existen estímulos externos.

    Técnicas: Reconocer el problema y los sentimientos de la persona, distraer con alguna labor o entretenimiento, hacerle sentir seguro, no hacerse parte de la alucinación.

  8. Síndrome del Atardecer: Es un aumento de confusión cansancio y temor que se observa en la tarde, especialmente cuando oscurece, esto causa inseguridad y miedo. Distráigalo con alguna actividad.

    Técnicas: Hacer sentir seguro a la persona, distraerla con actividades de grupos, manualidades, oír música, leer o dar un paseo, proveer un período de descanso por la tarde, encender más luces para que el área no se vea oscura y bajar el volumen del televisor o del radio.

La alimentación de la persona con Alzheimer

Muchas personas con Alzheimer tienen problemas para comer. Existen varias razones que afectan la alimentación, como por ejemplo: dificultades físicas, enfermedades, agitación y distracción, forma de comer, problemas visuales, medio ambiente y calidad de la comida.

Estrategias para ayudarle en la alimentación de la persona con Alzheimer:

  1. Para comer, adáptese a la preferencia de la persona: cuando usted prepare la comida, trate de recordarlo que le gusta y lo que no, para que pueda disfrutar sus comidas favoritas.

  2. Evite la confusión a la hora de comer: mantenga un ambiente en calma, disminuya las distracciones, los ruidos y los movimientos bruscos. Ofrezca la comida a tiempos regulares, sirva los platos separados, de un cubierto a la vez, evite los platos y manteles con diseños, dé instrucciones simples, hable claro y suavemente.

  3. Evite problemas al masticar y tragar alimentos: evite dar nueces, palomitas de maíz, zanahorias crudas que podrían atorarse en la garganta. Use alimentos molidos o córtelos en pequeños pedacitos. Motive a la persona para que se siente derecho, con su cabeza ligeramente hacia delante. Sirva alimentos suaves, tales como: manzanas cocidas, huevos revueltos, queso suave, líquidos espesos, néctares y jugos.

  4. Aprenda cómo auxiliar en caso de atragantamiento: ofrezca líquidos para disminuir el apetito, sirva jugo antes de comer para estimular el apetito, incremente la actividad física de la persona, planee varias pequeñas comidas en lugar de tres grandes, dé a la persona mucho de tomar, especialmente en climas cálidos y considere usar suplementos de comidas, tales como: un desayuno rápido, huevos revueltos, yogur y malteadas.

  5. Ayude a la persona a funcionar independientemente: sirva comidas para llevarse a la boca con las manos o sirva la comida ya cortada en pedazos o forma de “sandwich”, sirva la comida en platos hondos, use cucharas largas en vez de tenedores, coloque los platos sobre una superficie no resbaladiza, tal como un mantel de tela o toalla, use tazas y jarras para prevenir que se derrame líquidos, coloque gentilmente la mano de la persona junto a un cubierto, enseñe a la persona cómo debe comer, demostrando un buen comportamiento para comer o alimentándolo con la mano. Recuerde que puede tomar una hora o más para alimentarlo.

  6. Para prevenir problemas de alimentación y nutrición: use suplementos de vitaminas, solamente bajo la recomendación de un médico y controle su uso. No sirva las comidas o líquidos humeantes o extremadamente calientes, limite las comidas con mucha sal o dulce, si la persona tiene problemas de salud crónico, tal como la diabetes o hipertensión, controle el aumento de peso potencial, sirva porciones más pequeñas de comida a intervalos más frecuentes, cuando la comida se ha terminado. Inspeccione que la persona ha ingerido toda la comida y que no quede nada en la boca. Limite los excesos de comida, ya que una persona con la enfermedad de Alzheimer posiblemente no tenga idea de la cantidad que ha comido, posiblemente la persona no recuerda cuando comió o si ya ha comido. Ayude a la persona a mantener una buena higiene oral, si es difícil para él o ella usar el cepillo de dientes, inténtelo con enjuagues bucales y recuerde que las visitas al dentista son importantes.

Actividades diarias para personas con Alzheimer

Las actividades diarias para la persona con Alzheimer cambiarán, así como la enfermedad progresa. La enfermedad de Alzheimer tiende a limitar la concentración y causa dificultad para seguir instrucciones.

Realizando una variedad de actividades parecidas a las habilidades de la persona, con el tiempo, usted puede ayudarlo a disfrutar sus habilidades y talentos actuales.

Para decidir qué actividades son apropiadas, comience con algunas de las siguientes ideas:

  1. Estructure actividades y lleve a cabo una rutina
  2. Oriente y supervise
  3. Busque lo agradable de cada actividad
  4. Sea flexible y adáptese al nivel de habilidad de la persona
  5. Incluya a la familia y planee actividades sociales
  6. Coordine las actividades alegres
  7. Sea realista y relájese
  8. Relacione las actividades con el trabajo que tenía la persona

Las áreas de actividades específicas incluyen las siguientes:

  1. Autoexpresión y trabajos manuales - pinturas, dibujos, baile, canto, tocar instrumentos musicales, arreglar las plantas o hacer trabajos manuales
  2. Ejercicios - jugar con una bola suave, caminar, hacer tareas en el hogar como barrer el patio, etc
  3. Música y baile - cantar canciones familiares o himnos, practicar el baile o tocar instrumentos musicales
  4. Jugando con los niños - es importante supervisar tanto los niños como a la persona con la condición
  5. Reminiscencias – ver revistas de viajes, recortes de dibujos pasados y fotos del ayer
  6. Lectura – Leerle a la persona artículos agradables
  7. Juegos de selección – jugar barajas o cartas, separar botones, monedas o tarjetas
  8. Trabajar con telas o prendas de vestir – doblar la ropa o trabajar con recortes de tela, seleccionar y coser diferentes tipos de telas
  9. Observación y excursiones – ver películas antiguas de los años 1930, 1940, 1950 y 1960, ver eventos deportivos, pasear en auto, salir a cenar, ir al zoológico, parque o museo de arte

La persona con Alzheimer necesita actividades y ejercicios que le brinden recreación, sentido de participación, cumplimiento y bienestar. Usted puede ayudar al paciente a tener sentido de satisfacción.


Información provista por: Oficina de la Procuradora de las Personas de Edad Avanzada; Programa de Alzheimer y Amigos Mayores Acompañantes

Nota: Toda la información aquí incluida tiene propósitos educacionales solamente, no debe sustituir la consulta o visita a su profesional de la salud.

puntero verde

COMENTARIOS